Menú

Con alta participación inició la 13° versión del Diplomado en Docencia Universitaria PUCV

La instancia contempla 120 horas formativas en donde las y los participantes podrán fortalecer sus competencias docentes para mejorar la calidad de sus procesos formativos en la universidad.

00_AV

Desde el 28 de julio, la Vicerrectoría Académica a través de la UMDU comenzó la decimotercera versión del Diplomado en Docencia Universitaria. Esta jornada inicial se conformó de 41 docentes, provenientes de todas las facultades de la universidad, quienes conocieron en detalle el programa alineado al Modelo Educativo PUCV y Marco de Cualificación de la Docencia Universitaria PUCV. Las y los profesores también participaron en un espacio de reflexión grupal, compartiendo expectativas y habilidades en torno a su quehacer docente.

Asimismo, el propósito del Diplomado es fortalecer competencias docentes para mejorar la calidad de los aprendizajes de sus estudiantes para su desarrollo profesional integral a la luz de elementos clave del Modelo Educativo PUCV y del Marco de Cualificación de la Docencia Universitaria de la PUCV.

La doctora Claudia Mejías, Vicerrectora Académica PUCV, dio la bienvenida a las y los participantes destacando en la iniciativa las herramientas y estrategias que entrega el Diplomado incluyendo el desarrollo profesional en docencia universitaria sobre todo a aquellos académicos que no necesariamente poseen una base pedagógica.

“Para nosotros como rectoría este Diplomado es una de las piedras angulares de la formación docente, puesto que nos da muchas herramientas para mejorar la trayectoria formativa de los profesores, ya sea en el contexto institucional por los niveles de jerarquía, como también en el educativo. Debido a la diversidad que tenemos al interior de la Universidad, hace que existan colegas que tengan una base formativa más amplia y otros que no la teníamos cuando partimos nuestra docencia aquí en la PUCV, por lo que desde rectoría hemos propiciado que los profesores asociados se incorporen a este Diplomado de Docencia Universitaria porque es algo fundamental para asegurar la calidad del Modelo Educativo de nuestra Universidad”, declaró la autoridad.

Cabe destacar que el programa se divide en seis módulos semipresenciales denominados: “¿Qué es ser docente PUCV?”, “¿Cómo aprenden mis estudiantes?”, “¿Cómo planifico mis cursos?”, “¿Cómo desarrollo aprendizajes en mis estudiantes?,¿Cómo innovar con apoyo de las tecnologías digitales?” y “¿Cómo evalúo los aprendizajes?, los cuales se organizan en clases presenciales y trabajo virtual asincrónico incluyendo el desarrollo de productos evaluativos que buscan la aplicación de los aprendizajes en los cursos. Por lo que la instancia se extenderá hasta el 12 de enero del 2024.

Claudia Reyes, docente de la Escuela de Física, dio a conocer su opinión en cuanto a la experiencia que tuvo en relación con la primera jornada del Diplomado en Docencia Universitaria.

“La verdad es que me gustó mucho esta primera sesión porque pudimos compartir opiniones en grupo con otros profesores a través de la actividad participativa, en donde fue muy interesante poder conversar sobre las expectativas y futuros aprendizajes que obtendremos de este Diplomado, además, me gustó mucho que nos explicaran los módulos para así hacernos una idea de lo que se va a tratar”, manifestó Reyes.

Por su parte, David Quintero, Docente de la Escuela de Derecho, comunicó su opinión y expectativas en relación con el programa. “Estoy muy contento de poder participar en este Diplomado de Docencia Universitaria que espero nos permita mejorar nuestras competencias docentes para lograr un mejoramiento en la capacidad de aprendizaje de los estudiantes y conseguir de alguna manera que se logren los objetivos de formación profesional docente”, concluyó el profesor.

Paula Ruz, profesora de la Escuela de Ciencias del Mar, hizo un análisis de cómo el Diplomado podría contribuir a su tarea de cómo es ejercer la docencia actualmente. “Mis expectativas con este Diplomado es poder mejorar todas las prácticas de mi docencia, ya que yo no soy profe de formación y para mi ha sido un desafío hacer clases; hoy en día hay nuevas tecnologías que hacen que los estudiantes sean más difíciles de tratar, ya sea por su motivación, desconcentración con el teléfono y uno debe acercarse a ellos de formas más especiales. Por el otro lado, encontrarme con estudiantes con TEA ha sido todo un desafío, más que nada, por cómo llevar la situación con otros alumnos y tratar de que los demás sean comprensivos con sus compañeros. Por todo eso yo encuentro que este Diplomado me podría entregar más herramientas en cuanto a clases más activas y métodos diversos de enseñanza, que incluyan la parte social y emocional y que sean más adecuados a los tiempos de hoy”, explicó la docente.

 

Por Marcela Urtubia E.


Subir