Menú

La relevancia de la docencia virtual universitaria en tiempos de pandemia

Foto_artículo

La integración digital que se está implantando a nivel global también se está produciendo en las instituciones universitarias, evolución que se ha afianzado con más fuerza desde que la crisis del coronavirus ha impedido la realización de las clases presenciales. 

Desde hace un buen tiempo que la educación superior ha estado avanzando hacia un cambio de paradigma que implica un reto y exige un cambio desde la enseñanza presencial hacia nuevos enfoques, buscando siempre y teniendo como norte, el implantar una educación más sostenible.

La transformación digital de las instituciones de enseñanza superior es hoy una realidad incuestionable. Los cambios generados por la incorporación de la digitalización a la docencia universitaria, han planteado la necesidad de modificar los modelos de enseñanza más tradicionales, encaminándonos hacia un formato dual: presencialidad y virtualidad.

Esto resulta más evidente aún en el actual contexto sanitario que se vive a nivel mundial, en donde la necesidad de confinamiento ha empujado al sistema educativo a transformarse obligatoriamente hacia la virtualidad mediante el trabajo desde plataformas como Google Meet o Zoom y ha impuesto a las instituciones de educación superior generar instancias que permitan a docentes y estudiantes el ponerse al día con sus procesos educativos y de evaluación a través de aulas virtuales.

Un desafío que obliga establecer planes de acción

En esta línea y apenas se decretó el estado de emergencia sanitaria por parte del Gobierno, el Ministerio de Educación presentó un plan de acción orientado a apoyar el trabajo de las universidades en el desafío de reemplazar las clases presenciales.

Dentro de esta iniciativa, se destaca la entrega de una plataforma de enseñanza online a planteles que no disponen de este tipo de herramientas, así como también la difusión de buenas prácticas y la capacitación a docentes de la mano de instituciones con amplia experiencia en la materia, entre ellas, la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, la que junto a otras instituciones como la Universidad de Chile, la Pontificia Universidad Católica de Chile, la Universidad del Desarrollo, AIEP, Duoc UC e Inacap, hicieron su aporte en este sentido.

Pero puntualmente, ¿Cómo ha reaccionado nuestra universidad frente a este desafió? Si bien la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, a través de la Vicerrectoría Académica, en conjunto con la Unidad de Mejoramiento de la Docencia Universitaria (UMDU) y la Dirección de Aula Virtual ya se encontraban realizando un plan dirigido a docentes y estudiantes que buscaba la instrucción y asesoría en relación a las herramientas de aprendizaje y evaluación contenidas en Aula Virtual -debido a la crisis social que se vivió en Chile durante el 2019 y principios del 2020- este proceso se aceleró aún más con la aparición del COVID-19.

Precisamente y anteponiéndose a los posibles efectos de la crisis social que se esperaba continuase durante este año, en el mes de marzo Aula Virtual generó una serie de visitas a las distintas unidades académicas en las que se les entregaron a las y los docentes pautas sobre las herramientas de comunicación, la publicación de recursos y contenidos y la implementación de procesos de evaluación virtuales.

Una vez que se decretó la cuarentena voluntaria en la región, lo anterior se tuvo que complementar con el trabajo que han estado desarrollando los asesores de Aula Virtual, quienes constantemente prestan su apoyo a los y las profesoras, generándose entre 40 y 50 asesorías en temáticas virtuales al mes.

Junto con ello, la Vicerrectoría Académica a través de la UMDU elaboró dos manuales de ayuda a docentes en este proceso de educación virtual: el Manual con Orientaciones para la Docencia Virtual Universitaria y el Manual de Orientaciones para una Evaluación Virtual de Calidad, los cuales fueron compartidos con toda la comunidad académica y que buscan ser una guía tanto para desarrollar un proceso de enseñanza y aprendizaje virtual efectivo como para la evaluación de los aprendizajes bajo la modalidad online.

Asimismo y como en años anteriores, los y las docentes han podido participar de una serie de talleres virtuales sobre docencia universitaria y fortalecer competencias para un uso pedagógico de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) a través del Diplomado en Formación Virtual, mediante el cual podrán adquirir más herramientas para diseñar, implementar y evaluar aprendizajes en entornos virtuales a la luz del Marco de Cualificación de la Docencia Universitaria de la PUCV.

Profesionales de Aula Virtual también se encuentra respondiendo diariamente una gran cantidad de consultas, entregando así ayuda y apoyo a profesores, ayudantes y estudiantes sobre las distintas aristas de la formación virtual, entendiendo que este proceso de enseñanza y aprendizaje requiere de la adaptación de toda la comunidad académica.

Avanzando hacia el cambio

La PUCV debido a la crisis social y la pandemia del COVID.19, así como la mayoría de las universidades del país y del mundo, ha tenido que desarrollar el semestre en esta modalidad de educación a distancia, un cambio cultural cuyos alcances superan la coyuntura y que urge una revisión clara y potente de las metodologías de enseñanza utilizadas hasta ahora.

Si bien es cierto que la evolución de la tecnología ha permitido generar clases no presenciales mediante el uso de videoconferencias, este cambio de modalidad obliga a incurrir en esfuerzos económicos y de reeducación del profesorado, así como la búsqueda de alternativas para aquellos alumnos que no cuentan con banda ancha en su hogar, por nombrar algunos.

En definitiva, la pandemia ha puesto a prueba a nuestra sociedad en todo orden de cosas y las universidades no han quedado exentas de aquello y si bien cada plantel ha tomado medidas para adaptarse de la mejor forma a esta realidad, en general, el proceso se vislumbra más bien positivo. Ya vendrán los tiempos para evaluar lo que se ha hecho, en este momento el llamado es a avanzar asegurando la continuidad de estudios de miles de estudiantes de todo nuestro país.

.


Subir