Menú

La colaboración para fomentar el aprendizaje

Una de las grandes potencialidades que posee el utilizar Entornos Virtuales de Aprendizaje (EVA), como aula virtual, es la posibilidad de diseñar experiencias de aprendizaje que impliquen la colaboración constante de los estudiantes para construir conocimiento.

01

Una de las grandes potencialidades que posee el utilizar Entornos Virtuales de Aprendizaje (EVA), como aula virtual, es la posibilidad de diseñar experiencias de aprendizaje que impliquen la colaboración constante de los estudiantes para construir conocimiento. Esta es una ventaja de suma importancia si consideramos que, según la iniciativa Assessment and Teaching of 21 Century Skills (ATC21S), la colaboración es planteada como una de las competencias del siglo XXI que deben desarrollar nuestros estudiantes para responder a las demandas del mercado laboral (Severin, 2011).

¿Colaborativo o cooperativo?

En metodologías que implican el aprendizaje colaborativo, lo que se busca es que exista integración dentro de los grupos de trabajo. Por ello, en esta dinámica las tareas y supervisiones son realizadas por todos los miembros. Es decir, no existe la figura de un coordinador, sino que cada uno puede actuar como ejecutor y revisor de lo que se está haciendo (Carrió, 2007; Moranchel, Vázquez, Herranz, 2011).

En cambio, en instancias que priorizan el trabajo cooperativo, las labores se distribuyen y cada integrante se aboca a desarrollar una tarea determinada para luego unir los esfuerzos y cumplir con el objetivo que se ha planteado.

Principalmente la diferencia entre ambos enfoques de trabajo radica en que en la colaboración no es posible que un participante alcance sus objetivos de trabajo si los demás no han logrado los suyos. Por ello, todos deben trabajar a la par para el bien común. Así, una metodología de este tipo posibilita que sus miembros desarrollen habilidades personales y sociales (Moranchel et al., 2011).

Trabajo colaborativo en aula virtual

Aula virtual ofrece una variada gama de herramientas que se pueden emplear para diseñar experiencias de aprendizaje que involucren el trabajo colaborativo. Por ejemplo, es posible habilitar Foros que conviertan en espacios de discusión acerca de distintos tópicos abordados en la asignatura, de este modo, a través del diálogo y la crítica constructiva es posible que los estudiantes construyan nuevo conocimiento. Además, este material puede utilizarlo como insumo para el desarrollo de sesiones presenciales, introducir o cerrar un tema, entre otras acciones.

La colaboración también se puede apreciar a través del grado de involucramiento que tengan los participantes de un curso con el logro general de los objetivos que han sido especificados en el programa de la asignatura. De este modo, es posible habilitar Bases de datos, para que los estudiantes construyan bibliotecas virtuales con recursos que sean de utilidad para todos, o Glosarios, para aportar en el desarrollo de un lenguaje común acorde a la disciplina en que se están insertando.

Por último, se destaca la Wiki, herramienta colaborativa por excelencia, que permite que los estudiantes produzcan documentos de manera grupal y en línea. A través de este tipo de actividad, todos los integrantes tendrán acceso al texto que se está construyendo y podrán editar y modificar lo que estimen necesario sin tener que restringirse a un apartado en particular.

Si está interesado en estos temas, lo invitamos a que durante el mes de mayo participe de nuestra próxima formación presencial titulada Construcción de actividades colaborativas a través de Aula Virtual. En caso de requerir mayor información respecto a los temas mencionados acá, desea entregar sugerencias respecto a la información y/o relatar su experiencia en este tipo de ejercicio, puede escribirnos a aula.virtual@ucv.cl.

Déjanos tu comentario
*Campos requeridos

Subir