Menú

El desafío del conocimiento en abierto

La idea de apertura del conocimiento y su difusión a través de la redes ha sido potenciado gracias a múltiples experiencias desarrolladas en el tiempo. En la actualidad existen diversas iniciativas para poner el conocimiento en abierto a través de internet.

art_nov16

La idea de apertura del conocimiento y su difusión a través de la redes ha sido potenciado gracias a múltiples experiencias desarrolladas. En su momento la iniciativa Open Course Web fue pionera en esto y permitió que miles de académicos alrededor del mundo pudieran publicar, de forma sistematizada contenidos de sus cátedras universitarias.

Posteriormente, emergió una nueva forma denominada MOOC (Masive Open Online Courses), los cuales son son un modelo de entrega de contenidos en línea para el aprendizaje, caracterizados por ser abiertos, gratuitos, encapsulados y con vocación de masificar el conocimiento. Los cursos son dictados por destacados profesionales en un área del saber, con el apoyo de instituciones y/o universidades.

Los MOOC pueden abordar múltiples temáticas, mientras que los niveles de profundidad y complejidad dependerá de la naturaleza de cada curso. Con ello, se ofrece una alternativa válida para la introducción general sobre una materia, o bien, la adquisición de competencias profesionales específicas sobre una disciplina o área del saber. Por ello, instituciones académicas como el MIT, Stanford, Harvard, entre otras, ofrecen cursos bajo esta metodología a cualquier persona, utilizando ciertas plataformas web como soporte en línea, sin necesidad que el usuario acredite conocimientos previos y/o el pago de un coste inicial.

Por la naturaleza de este tipo de cursos en línea, los MOOC pueden ser creados, desarrollados y dictados mediante una plataforma web diseñada exclusivamente por una institución u organismo, o bien, se pueden utilizar los espacios virtuales consolidados (Ej: Coursera, Edx, Aprendo, OpenClass, Udemy, MiriadaX, Udacity, entre otras), lo cual conlleva ciertos beneficios.

Precisamente, el uso de plataformas de este tipo garantiza una mayor visualización y posicionamiento internacional, a partir de sus redes de contacto y estrategias de promoción tanto del curso, del profesor que lo dicta e incluso la universidad que asociada. Con una plataforma propia se dificulta la masividad y alcance que puede tener un curso en la web.

Este formato de cursos se fundamenta en la Teoría del Conectivismo o Conectismo,  teoría del aprendizaje para la era digital propuesta por George Siemens y por Stephen Downes, la cual postula que el conocimiento es posible establecerlo a través de nodos que se interconectan, permitiendo construir el saber a partir de los aportes de cada grupo de personas (nodos) al conectarse con otros.

Por otro lado, esta idea de apertura está directamente relacionada con la creación y publicación de Recursos Educativos en Abierto (REA). Estos son entendidos como materiales son materiales para el aprendizaje y la investigación en cualquier medio que que residen en el dominio público y se han publicado bajo una licencia abierta que permite el acceso, uso, reformulación, reutilización y redistribución por terceros con restricciones mínimas o inexistentes (Atkins, Brown y Hammond 2007). Este último punto, favorece potencia la difusión de las investigaciones y el quehacer universitario más allá de los espacios académicos de trabajo, aportando así al fortalecimiento del trabajo que colectivamente miles de usuarios desarrollan en el ámbito de los REA.

En relación a lo anterior, se encuentran las las licencias Creative Commons (CC), a través de las cuales es posible resguardar la propiedad intelectual y el uso que se da a estos recursos en abierto, pero regulando y autorizando ciertos niveles de uso, reutilización y masificación. En la actualidad existen 6 tipos de licenciamiento CC, donde al menos cada una de ellas resguarda el derecho a la redistribución con fines no comerciales y sin modificaciones. Posteriormente pueden incluirse atributos como la posibilidad de crear obras derivadas, prohibir la modificación de la obra original o el lucro con la misma, entre otros. Todo dependerá de las decisiones de los autores al momento de finalizar su trabajo.

En suma, los REA abren la puerta hacia un sin fin de posibilidades de trabajo, difusión de investigación y del conocimiento creado. El mundo ha avanzado muchísimo lo cual nos plantea el desafío de cómo desde nuestra institución podemos paulatinamente sumarnos y unirnos a este gran movimiento que congrega a miles de personas alrededor del mundo.

Déjanos tu comentario
*Campos requeridos

Subir