Menú

Docentes participan de Taller de Estrategias para fomentar el aprendizaje activo en la Sala A3

En la oportunidad, 14 docentes de diversas Unidades Académicas se interiorizaron respecto al uso del Aula de Aprendizaje Activo (Sala A3)

402x212-a3-2

La Vicerrectoría Académica, a través de la Unidad de Mejoramiento e Innovación de la Docencia Universitaria (UMDU) y con apoyo de la Dirección Aula Virtual, desarrolla sesiones semipresenciales de uso de la Sala A3 en el presente mes, en el marco de los “Talleres en Docencia Universitaria” Temporada Otoño 2018.

En específico, en el taller de Estrategias para Fomentar el Aprendizaje Activo han participado 14 docentes de diversas unidades de nuestra Universidad, quienes se interiorizaron respecto a las potencialidades que ofrecen las Aulas de Aprendizaje Activo. En la oportunidad, además de reflexionar sobre la metodología de enseñanza y aprendizaje, se consideraron actividades virtuales de introducción a la temática.

El taller presencial fue dictado por Melanie Oyarzún,  docente de la Escuela de Negocios y Economía que desarrolla su docencia universitaria en la Sala A3 y por Sergio Bazaes, asesor pedagógico de Dirección Aula Virtual. Bazaes explicó que “la Sala A3 es un espacio que se propone fortalecer lo colaborativo, la reflexión e indagación en los estudiantes. En esta formación, los docentes analizan una serie de estrategias didácticas y actividades para incorporar en sus clases y de este modo, transformar su docencia universitaria. El taller finaliza con la planificación de una sesión precisamente para desarrollar en el aula, así los docentes son acompañados en el diseño e implementación de una clase”.

Walter Koza, de nacionalidad argentina y docente del Instituto de Literatura y Ciencias del Lenguaje PUCV, detalló que existe la necesidad del perfeccionamiento profesional en la educación, lo que contempla estar actualizado respecto a las competencias y herramientas con apoyo de la tecnología. “No conocía en lo personal la Sala A3 hasta que aparecieron estos talleres. Quise saber respecto a las posibilidades para poder aplicar estas metodologías en mis clases”, explaya.

Otro punto que destaca el académico respecto a la implementación de los talleres, tiene relación con permitir conocer las diferentes perspectivas que tienen sus pares respecto a las fortalezas de la metodología activa. “El desafío consiste, ahora, en empezar a pensar una clase con estas nuevas herramientas. En definitiva, en el cómo emplear la tecnología para facilitar un mejor aprendizaje”, reflexiona.

José Barrera es docente de la Escuela de Ingeniería Comercial, quien detalló que es la segunda vez que está presente en la Sala A3 de la Facultad de Ingeniería. En relación a las metodologías de trabajo que fueron expuestas en el taller, recalca que la activa le llama mucho el Aprendizaje Activo, puesto que “en particular, me simpatiza bastante al facilitar el trabajo en grupos, en comparación a las salas de clases tradicionales”.

Una de las principales ventajas de la sala, tiene relación con propiciar tanto la movilidad como la interacción de los estudiantes. “Es muy positiva por los instrumentos que tiene y la inversión en tecnología”, detalla, agregando que las características permiten configurarla como un espacio de calidad para las dinámicas pedagógicas.

Según el primer Programa de Seguimiento de Sala A3 realizado en este primer semestre 2018, un 81% de los docentes que usan frecuentemente el espacio afirmó haber implementado metodologías de aprendizaje activo en sus clases. Según estimó en su momento el equipo de asesores pedagógicos de la dirección, la cifra explica el compromiso e interés de los docentes de la PUCV por incursionar en dinámicas de enseñanza-aprendizaje con este tipo de métodos, donde el protagonista es el estudiante.


Subir