Menú

Claves para crear juegos educativos

Algunos consejos sobre cómo construir un juego pensado en un ambiente educativo, ya sea virtual o presencial, aplicando el diseño competitivo e interactivo de estos en las dinámicas pedagógicas tradicionales.

La frase “aprendemos jugando” se ha ido instaurando en el último tiempo, como parte de diversas teorías de la comunicación que han visto en estas dinámicas nuevos procesos de aprendizaje. A partir de esto se ha dado un fenómeno conocido como “Gamification (gamificación), el cual consiste en aplicar conceptos y dinámicas propias del diseño de juegos en diversas áreas, como la educación, marketing, encuestas, etc.

Existe una predisposición natural del ser humano hacia la competencia y los juegos proveen esa instancia, logrando aplicarse a tareas diversas que de lo contrario pueden resultar más estresantes, dificultosas o simplemente aburridas. Uno de los problemas que enfrentar los docentes del siglo XXI es lograr captar la atención de sus estudiantes.

Los juegos educativos buscan o tienden a ser divertidos, competitivos, gratificantes, interactivos y llaman la atención, elementos que difícilmente pueden ser logrados al mismo tiempo en una cátedra tradicional. Otro de los elementos rescatables es que los juegos están orientados al logro de metas específicas, lo cual puede ser orientado para la generación de competencias en los alumnos.

A continuación, algunos consejos para tener presente al momento de construir juegos pensados en procesos de enseñanza y aprendizaje, ya sea en escenarios E-learning o en un aula tradicional:

1.- Meta y objetivos: Necesario para definir la funcionalidad del juego y sus alcances, para no caer en productos con malos contenidos, con información innecesario o poco atractivos. Se debe responder a las siguientes preguntas ¿Cuál es el objetivo de aprendizaje? ¿La estructura del juego es apropiada para los objetivos de instrucción? ¿Está alineado con las características de la audiencia y el uso previsto?

2.- Reglas e instrucciones: La idea es orientas a los usuarios en el uso del juego y no desorientarlos, ellos necesitan saber qué se espera de ellos y cómo funciona la dinámica del juego para poder desenvolverse de buena manera. Se debe responder a las siguientes preguntas ¿El juego incluye instrucciones claras y concisas? ¿Las reglas evitan elementos innecesarios e insignificantes?

3.- Interacción: Cada acción que realiza el usuario posee una consecuencia en el juego, tener la capacidad de ver los resultados en tiempo real, cambiar sus opciones y ver cómo esto afecta su desempeño es lo que se considera interactividad. Los juegos de aventura, rol, de construcción, rompecabezas, juegos deportivos, entre otros ofrecen esta valiosa opción.

4.- Conflicto: Se necesita generar un desafío equilibrado con el fin de retener la atención y la competitividad de los estudiantes, por lo que debe estar acorde a las capacidades de las personas que utilizan el juego. Si éste es muy sencillo los alumnos se aburrirán, y si es muy difícil estos se frustrarán. El estudiante debe tener presente que es parte de una evaluación y que se debe responder de forma responsable. Se debe responder a la siguiente pregunta ¿Cómo puede ser un reto suficiente como para evitar el aburrimiento?

5.- Retroalimentación y resultados: Los juegos proveen de cierta retroalimentación para los estudiantes respecto a si están realizando bien o mal las acciones que les exige el juego, el docente debe preocuparse de que esa retroalimentación sea continua guiando el proceso de aprendizaje y no atribuir esa responsabilidad al juego, el cual no entrega respuestas satisfactorias respecto al por qué realizaron mal ciertas tareas.

Fuente: Shift: Disruptive Elearning Blog

Déjanos tu comentario
*Campos requeridos
Comentarios
  • Comentario
    Hola soy profesor de escuela preparatoria y me interesa realizar un juego educativo de este tipo, solo que seria la primera vez que lo realizo, me podrían sugerir alguna forma?


Subir