Menú

Aprendizaje abierto y la nueva cultura digital

Cientos de cursos de prestigiosas universidades y miles de recursos digitales para el aula, ahora pueden ser vistos y utilizados libremente con el fin de potenciar la innovación pedagógica y los procesos de aprendizaje.

El aprendizaje abierto o más conocido como “Open Learning, no es un término precisamente nuevo dentro del mundo de la educación, pero sí ha existido una nueva ola de pensamiento reflexivo frente a este tema producto de la masividad de Internet y las posibilidades que nos da en torno a la colaboración en línea de forma inmediata.

Sin embargo, pese a lo que se pueda pensar, la adopción y transformación en los procesos de aprendizaje donde se está privilegiando a los contenidos abiertos (open source) tiene que ver con cambios culturales, no tecnológicos precisamente. Lo que intenta el Open Learning no es sólo intercambio –de forma libre y gratuita- de información, sino también de experiencias y prácticas pedagógicas.

Según Cristobal Suárez, académico español de la Universidad de Valencia, en el aprendizaje abierto “está en la matriz de los cambios que implica pensar, sentir y actuar en la Sociedad Red. No se trata sólo de tecnología”. Estos cambios se ha vivenciado principalmente a tendencias sociales proporcionadas mediante la interacción en la web 2.0, la cual se perfila como un entorno participativo, dando espacio al trabajo colaborativo con diversas fuentes libres de derecho de autor, teniendo como resultado una nueva cultura digital.

Importantes instituciones de educación superior han adoptado dentro de sus visiones estratégicas la incorporación de un aprendizaje abierto. Las pioneras en este sentido fueron MIT (Massachusetts Institute of Technology) y la Universidad de Harvard, quienes este año pusieron a disposición de cualquier persona con una conexión a Internet cientos de programas de estudio que se dictan en las dos universidades más prestigiosas del mundo.

Al poder abrir los contenidos de los cursos a una audiencia masiva, se exploran nuevos espacios de aprendizaje, pensados ya no en la lógica de una asistencia controlada como en las cátedras presenciales o incluso en la virtualidad de los cursos E-learning, sino en una independencia en los procesos pedagógicos.

Todo esto trae como consecuencia un acceso libre a la información por parte de los estudiantes, dando espacio al conocimiento en múltiples formatos. Por su parte, los docentes al tener la posibilidad de revisar qué se encuentran haciendo sus colegas en distintas partes del mundo, pueden mejorar e innovar en sus propios diseños pedagógicos, fomentando de esta manera una mejor docencia.

A continuación, un video que explica de qué estamos hablando cuando mencionamos Open Learning (inglés):

Fuentes:

Déjanos tu comentario
*Campos requeridos

Subir